17 jun. 2016

Lo que amo de Dublín – Amanda Laneley

Novela romántica publicada en 2016. El sueño de Sara fue siempre viajar y recorrer el mundo, pero su novio Antonio tiene otros planes para su futuro y el de ella. Radicarse de manera definitiva en Chile con un empleo estable y una boda que garanticen un porvenir bien planeado es la conclusión más sensata a la que ha llegado Antonio.

Sara lleva tiempo posponiendo un viaje soñado a Dublín y el aplazamiento ha ocasionado diferencias en la pareja conduciéndolos a la ruptura. El suceso alienta a Sara a considerar una propuesta de trabajo en una universidad de Dublín y sin meditarlo mucho parte en busca de nuevas experiencias y de lo que el destino le depare.

Al llegar a la nueva ciudad Sara se aloja en una casa compartida por un grupo de amigos procedentes de distintos países. Entre ellos figura Daniel, un guapo irlandés con ansias de visitar Australia; y decidido a que ninguna circunstancia se interponga en la consecución de su sueño.

Mi puntuación:


No obstante, muy a su pesar, una fuerte atracción surge entre él y Sara, y la súbita emoción amenaza con desestabilizar al impetuoso Daniel. Especialmente cuando irrumpe en escena Antonio, el ex novio de Sara, reclamando sus ‘derechos’.


El romanticismo es el elemento principal de la obra; Sara y Daniel se enamoran de manera tan pasional como inesperada ya que ambos, por razones diferentes, no consideran oportuno iniciar una relación amorosa en las condiciones actuales. Empero, la fascinación que emerge entre ellos es más fuerte que cualquier resolución premeditada; tienen tanto en común que resulta imposible resistirse a la tentación.

La novela describe en detalle todas las etapas por las que pasa una persona enamorada, esto es; la ilusión, la expectativa, el enamoramiento, la desilusión, los celos, la rabia y el dolor. Nuestro Daniel es un personaje fogoso e indeciso que encuentra motivos en cada coyuntura para justificar sus rabietas de niño inmaduro, he de admitir que he llegado a despreciarlo totalmente; y que un escritor logre ese efecto en su lector es de abonárselo. Por otro lado la protagonista es muy buena, demasiado quizá, y en ocasiones inspira lástima por no poder contar con la determinación suficiente para poner punto final a una relación nociva.

Considero que las escenas románticas y los encuentros íntimos de los protagonistas fueron contados con maestría, la escritora evidencia una gran habilidad para expresar y transmitir sensaciones a través de sus palabras y lograr que el lector se sienta identificado con algún acontecimiento. Amén de la rica descripción de los paisajes irlandeses y los sitios de ensueño que visitan los personajes, logra con efectividad picar la curiosidad del lector.

Si eres un romántico esta libro te enganchará desde el comienzo ya que en sus páginas hallarás escenas de amor y episodios de dolor profundamente desgarradoras que seguro te conmoverán. En mi caso, sin embargo, encuentro que la narración cae un poco en un círculo de encuentros y desencuentros de una relación que tarda demasiado en concretarse. Yo, como amante de las tragedias que soy (¡Hola!) me hubiera gustado que un suceso cumbre o nefasto hubiese tomado lugar y le hubiera impreso un punto crucial a la narración.

Sin duda iré por el próximo libro de esta autora!


Lo que amo de Dublín

2 comentarios:

  1. Gracias por tu reseña, Edna María. Es un honor que te hayas tomado el tiempo de leerla y que además te haya gustado.
    ¡Mucho éxito en tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Amanda por haber compartido tu novela conmigo ;)

      Eliminar